Cambiar de país es aprender a vivir entre culturas. Cuando nos vamos dejamosa atrás el mundo de lo conocido, y nos aventuramos a una realidad alternativa. Debemos dibujar un nuevo mapa de nuestra vida, muchas veces sin gran brújula, y navegar diariamente situaciones desconocidas.

Cuanto más tiempo vivimos lejos de nuestro país de origen, más elementos incorporamos de la nueva cultura en la que nos encontramos.
En esta sección queremos explorar lo que emigrar significa para los latinos que hemos hecho las maletas, ya sea por motivos familiares, profesionales o económicos.