Desde Australia, Holanda, Suecia, hasta Estados Unidos, Itaalia y Argentina, los uruguayos estamos esparcidos por los cuatro rincones del planeta. Quizás en algunos lados la adaptación sea más fácil, ya sea por el idioma, el clima benévolo, o por contar con la presencia de comunidades más o menos grandes de expatriados.
Pero la experiencia de vivir entre dos culturas siempre está presente, y se hace especialmente palpable si decidimos formar familia en el extranjero.

En esta sección damos voz a las distintas vivencias que nuestros compatriotas tienen para compartir, enriqueciendo así nuestra experiencia mutua.